SIGLO XXI



- SOCIEDAD EMBRUTECIDA -



Era de la ignorancia
a la sensatez del sinsentido,
de la permisivilidad del consentimiento
del abuso de la libertad al analfabetismo;
del pensamiento idealista
de "Estar en la moda"
y creer que es lo correcto.
Desenfreno, vicio, licencia...


Si la base no es sólida, los pilares se desvían y la edificación se desploma.


¡PRODUCTIVIDAD, PRODUCTIVIDAD, ESCLAVITUD!

Matrimonios - Familias - desestructuradas, desequilibradas, desorganizadas. La función Madre/Padre/Hijos se desvía, se difumina, se desorienta, se turba intencionadamente por el egocentrismo instalado, impuesto - sin tiempo, ocupados, acelerados, estresados, agobiados, explotados - se pierde por la aparente necesidad de un "estatus laboral" que divide el grupo familiar, y que por lo general, consigue anularlo, romperlo. "Familias de fin de semana", sumergidas en la rutina de la simplicidad.

VIDAS HIPOTECADAS. 
SEPARACIONES, DIVORCIOS...

Hijos desatendidos, consentidos, malcriados... educados, tutelados por el "sistema" (guarderías, colegios, niñeras...). Entregados a la calle (los colegas, los pandilleros...) Educados en la "Telebasura", en la ficción de una pantalla. Convertidos en - personajes caídos de un cómic - Abandonados, sin rumbo, sin guía (maleducados, respondones, desobedientes, con serios problemas de ansiedad, agresividad, violencia, rebeldía).

Estamos perdiendo el respeto a nuestros mayores, a la familia, a la convivencia.
Estamos perdiendo el cariño, el afecto, la cercanía, el amor.
Estamos perdiendo el sentido, la razón, el juicio.
Estamos aceptando la destrucción de la familia.
Estamos perdiendo el respeto a la vida.

Comentarios

Entradas populares